Los biestimulantes de Ficosterra adquieren presencia internacional

La consultora de mercados e industrias líderes internacionales, Forencis Research incluye a Ficosterra en su informe anual sobre el mercado

La firma internacional de asesoramiento en el mercado B2B Forencis Research acaba de incluir a Ficosterra en su informe anual sobre el mercado de los bioestimulantes, junto a otras empresas internacionales como Agrinos, Novozymes, Symborg, Criyagen o BioAg PtyLtd

Forencis Research es una empresa líder del sector con sedes en EEUU e India que realiza servicios de consultoria e investigación en industrias líderes a nivel mundial. 

El informe que recientemente acaban de publicar analiza el tamaño, participación, tendencias, crecimiento, análisis, investigación etc. sobre el mercado de los biofertilizantes, un mercado al alza a nivel mundial.

Los biofertilizantes: una apuesta de futuro en el mundo entero

Durante los últimos veinticinco años  la agricultura está caminando de forma progresiva hacia unos nuevos paradigmas de sostenibilidad y eficiencia ecológica.

Los avances tecnológicos y científicos obtenidos en los últimos años han revolucionado prácticamente todas las fases de la cadena de producción y distribución de productos agrícolas.

Una nueva gama de productos conocidos como los “bioestimulantes” y los “biofertilizantes” están liderando la evolución de las aplicaciones biotecnológicas destinados a mejorar la eficiencia de los cultivos.  

Según los datos facilitados recientemente Forencis Research el mercado de los biofertilizantes alcanzará un valor de 4.400 millones de dólares en 2027, con un crecimiento del 9.7% sobre 2019.

Los datos en los que se apoyan para realizar estas previsiones son: por un lado la creciente demanda mundial de alimentos orgánicos; por otro, las nuevas regulaciones gubernamentales que limitan cada vez más el uso de productos agroquímicos a la vez que apoyan, fomentan y regulan todo tipo de iniciativas que beneficien una agricultura orgánica y sostenible.

Ponen como ejemplo países como Dinamarca, cuyo gobierno ha gastado un total de USD 161,3 millones en 2018 y 2019 para apoyar este tipo de iniciativas. Hay que tener en cuenta que Dinamarca es uno de los mayores consumidores de productos orgánicos del mundo. 

Citan también al gobierno de Tailandia, donde cuentan ya con un ambicioso programa que promueve nuevas plantaciones de arroz orgánico, alimento básico y de referencia en aquel país.

El gobierno indio, por su parte, ha implementado en 2018 Paramparagat Krishi Vikash Yojana un conjunto de medidas que promueven y facilitan el tránsito hacia una agricultura orgánica y sostenible. Este programa centra sus actuaciones en tres grandes ejes:

  • la “revolución verde”,
  • las primeras semillas híbridas y
  • la introducción del sector biotecnológico

La unión de estos tres puntos está conseguido hacer de este sector la nueva columna vertebral de la población y de la economía.

El mercado de la UE, también al alza

La crisis del COVID-19 está demostrado al mundo entero su vulnerabilidad al tiempo que crecen las voces que reclaman un nuevo sistema económico y alimentario, sostenible, que responda a las necesidades y demandas actuales de la sociedad.

Europa y norte de África constituyen una oportunidad de negocio para el mercado de los biofertilizantes y bioestimulantes

El reto de alimentar a una creciente población teniendo en cuenta sus preferencias y estilos de vida, aprovechando las fuentes de materias primas disponibles y siendo respetuosos con el medio ambiente es hoy más necesario que nunca.

La utilización de una nueva gama de productos orgánicos y sostenibles en inicio de la cadena agroalimentaria contribuye a dar respuesta a ese gran reto.

Se trata de los bioestimulantes, biofertilizantes o fortificantes biológicos, nuevos productos orgánicos, de eficacia contrastada, que poco a poco están desplazando del mercado a los productos agroquímicos.

Hemos tenido oportunidad de conocer recientemente los detalles de la iniciativa de la Unión Europea,De la Granja a la Mesa”, una batería de objetivos con perfil ecológico que benefician claramente el desarrollo y crecimiento de este nuevo tipo de insumos agrobiotecnológicos.

Con esta estrategia la UE pretente promover la transición a un sistema alimentario sostenible en el que se proteja la seguridad alimentaria, reduciendo la huella ambiental, protegiendo la salud de los ciudadanos y garantizando también los medios de subsistencia de los agentes económicos.

Establece como punto de partida unos objetivos concretos, como por ejemplo reducir un 50 % el uso de plaguicidas, reducir como mínimo un 20 % el uso de fertilizantes químicos, reducir un 50 % las ventas de los antimicrobianos utilizados en la ganadería y la acuicultura, y alcanzar un 25 % de tierras agrícolas dedicadas a la agricultura ecológica.

Qué duda cabe que este conjunto de medidas serán tratadas y discutidas a partir de ahora entre los países miembro y sus representantes sectoriales para llegar a los necesarios acuerdos.

Pero lo importante es destacar que el camino a seguir ya está trazado y que este camino beneficia claramente las alternativas orgánicas como las que produce Ficosterra.

Se están dando, pues, los pasos necesarios y a todos los niveles para desarrollar prácticas responsables y sostenibles, abordando cambios en los sistemas productivos, sustituyendo los productos actuales por aquellos que permiten adaptarse a estas nuevas estrategias.

Sin embargo, y a nuestro juicio, siguen haciendo falta, además, distintas acciones de sensibilización que den a conocer tanto al sector agrícola como al resto de actores en la cadena de valor las ventajas y beneficios que supone el uso de estos nuevos productos biotecnológicos frente a los químicos tradicionales.

La propuesta biotecnológica de Ficosterra, en plena sintonía con las nuevas políticas de la Unión Europea

Ficosterra fabrica abonos, bioestimulantes y biofertilizantes con los principios activos del mar para optimizar los rendimientos agrícolas.

La razón de ser de nuestro proyecto empresarial surge hace tres años para dar solución a cinco grandes retos presentes en la agricultura mundial:

A día de hoy, qué duda cabe que los productos que fabricamos contribuyen a dar solución a estos grandes retos: lo estamos haciendo a nivel nacional y estamos a punto de emprender el camino internacional, donde las oportunidades de negocio como hemos visto, son grandes.

Contamos ya con un galardón internacional a la innovación otorgado por el gobierno de Dinamarca en 2019 y la consideración que nos ha otorgado la consultora internacional Forencis Research.

Es, sin duda, un gran comienzo para nuestra apertura internacional

Casos deéxito