El bokashi de algas ficosterra-g®siembra de vida los suelos de Huelva y Almería

La enmienda orgánica ficosterra-g® es elegida este año por muchos agricultores de Huelva y Almería para preparar los terrenos de los nuevos cultivos

En estos meses de intenso calor comienza el período de preparación del terreno de nuevas plantaciones en tierras eminentemente agrícolas como Huelva y Almería.

En estas zonas costeras de España tanto agricultores como distribuidores están ya muy concienciados de los beneficios que aporta la biotecnología al campo.

Y es por ello por lo que cada vez son más los que apuestan por la agrobiotecnología, una auténtica revolución para el campo que aporta importantes cambios en el manejo de tierras y cultivos con indudables beneficios.

Las algas: una fuente natural de nutrición para el suelo

La agrobiotecnología: una nueva disciplina revolucionaria para el campo
Los microorganismos trabajan en el suelo para liberar sus nutrientes

Beneficios del uso de bioestimulantes y biofertilizantes:

  • Por lo general trabajan para aumentan la productividad de las cosechas entre un 10 y un 20%, dependiendo de la zona y del tipo de cultivo
  • Promueven la precocidad en el ciclo de crecimiento
  • Aumenta el calibre y uniformidad de los frutos
  • Los cultivos son capaces de adaptarse mejor a cualquier tipo de estrés
  • Se obtiene una generalizada mejora sanitaria en las plantas y resisten mejor a cualquier tipo de patógeno

El agricultor obtiene con los nuevos insumos orgánicos una oportunidad para sacar la mayor rentabilidad a sus cultivos de una forma sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

A estos beneficios visibles y directos hay que sumar otros, indirectos, de los que se beneficia el planeta entero:

  • Evitan la contaminación de suelos y de acuíferos
  • Se evita el agotamiento de los recursos minerales
  • Se evita la infertilidad, cambios de estructura y erosión de los suelos, provocados por el abuso de los sistemas tradicionales de fertilización y se promueve una actividad biológica natural
  • y … cómo no, se evita también la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera que provienen en su mayoría de la degradación de abonos químicos inutilizados

Como decimos en Ficosterra:

¡nunca un beneficio fue tan sostenible!

La fresa, principal motor agrícola en Huelva, incorpora los beneficios del bokashi de algas ficosterra-g®

La fresa: principal embajadora de la gastronomía onubense

Los agricultores onubenses están estos días preparando el suelo y mejorándolo con materia orgánica, un elemento absolutamente necesario para dotarlo de nutrientes.

Muchos de ellos han optado por incorporar productos biotecnológicos desde un primer momento, en lugar de utilizar el estercolado tradicional.

El l bokashi de algas ficosterra-g® , que fabrica y comercializa Ficosterra, ha sido la elección de muchos productores de fresa para preparar sus terrenos de cara a la próxima temporada .

Han podido conocer de la mano de su distribuidor Valenzuela & CIA los beneficios de este regenerador de suelos, registrado por el Ministerio de Agricultura y Pesca Español como enmienda orgánica húmica.

Es un producto 100% ecológico, innovador y exclusivo de Ficosterra que ha empezado a utilizarse en fresa como fertilizante natural y fuente de oligoelementos.

ficosterra-g® es una enmienda 100% fabricada con materia orgánica vegetal que contiene un 90% de algas marinas.

Valenzuela & CIA, distribuidor de los productos biotecnológicos de Ficosterra en la zona, conoce bien los beneficios milenarios de las algas en la agricultura y es quien está aconsejando la utilización de este nuevo fertilizante entre los productores de fresa, principal motor económico de la zona.

Este “chute de vida” de origen vegetal denominado bokashi de algas ficosterra-g®, tiene una alta concentración de materia orgánica, idónea para suplir las prácticas tradicionales de estercolado en la zona.

Preparación del terreno para el cultivo de la Fresa con el bokashi de algas ficosterra-g®

Al ser un producto biotecnológico, resulta inocuo, libre de patógenos y libre de semillas y de malas hierbas.

Otra ventaja que ha puesto en valor este distribuidor entre sus clientes es su pequeña granulometría (está cribado de forma exquisita a 5mm), lo que facilita su fácil aplicación y la ausencia de aglomeraciones o acumulaciones que provoquen desequilibrios de pH y/o conductividad eléctrica (C.E.).

Su aplicación es muy sencilla pues se realiza mediante abonadora de cinta a razón de 3 toneladas/ha.

Finalmente destacar la higiene y ausencia de olores desagradables, un beneficio que, sin duda, han agradecido también los vecinos de la zona, quejosos siempre de los malos olores que generan de los métodos tradicionales de abono.

Los cultivos bajo plástico de Almería también incorporan el “bokashi de algasficosterra-g®

El cultivo bajo plástico también ha decidido incorporar durante el mes de julio el fertilizante de algas ficosterra-g®, un producto exclusivo que fabrica Ficosterra.

El bokashi ficosterra-g en los hoyos de siembra de tomate Tinkwino ( Almería )

Tras el éxito obtenido en la campaña anterior con la aplicación del bioestimulante de extractos de algas y microorganismos ficosagro® y el bioestimulante extracto puro del alga Macrocystis Pyrífera cystium-k ®, no han dudado también en llevar los beneficios de las algas a la preparación del terreno. Esto les garantizará un crecimiento más vigoroso de la planta, con mayor resistencia a patógenos y mayor productividad.

Son varios los testimonios recogidos y casos de éxito en la utilización de esta enmienda.

En este sentido podemos recordar el que os contábamos en nuestra entrada de blog del pasado mes de enero donde os dimos a conocer el planeamiento, desarrollo y resultados del ensayo realizado en tomate moruno en el huerto del Parque del Retiro de Madrid.

Estos visibles resultados y la experiencia obtenida en la campaña anterior han animado a los agricultores más atrevidos de la zona a comprar en sus almacenes de referencia Cosupral y Vital Savia este exclusivo e innovador fertilizante orgánico de Ficosterra.

Con unas dosis aproximadas 2,5 – 3 toneladas por hectárea de invernadero lo han aplicado en el hoyo de siembra y también en la preparación de las carillas.

El bokashi de algas ficosterra-g® ayudará a aportar materia orgánica en estos invernaderos y servirá también como reservorio de nutrientes y mejorante de la estructura de los suelos.

En ambos casos (Huelva y Almería) es importante destacar que, una vez realizado el trasplante, se aplicará el bioestimulante ficosagro®, un complejo microbiano con extractos de algas que va a optimizar la eficiencia del bokashi de algas ficosterra-g® y del resto de abonos y fertilizantes que se empleen, permitiendo alcanzar el mayor potencial productivo y la máxima rentabilidad para el agricultor.

Y para concluir el post de hoy queremos destacar lo más importante de estos productos: todos logros se conseguirán en estos cultivos, se habrán obtenido de una forma totalmente ecológica y respetuosa con el medio ambiente.

Bienvenidos a la agricultura del siglo XXI,

bienvenidos a Ficosterra


Casos deéxito